Nutrición Saludable

Todos deberíamos tomar un suplemento vitamínico a diario, ¡Descubre aquí por qué!

Si alguna vez te preguntaste si es realmente necesario tomar un suplemento vitamínico a diario, en este artículo te explicaremos por qué la respuesta es sí, y cuál es el sustento científico de la misma.

A principios de este año, un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard, en Boston, Estados Unidos, declaró que recomienda la suplementación diaria con un suplemento vitamínico y minerales a la población en general.

Esta recomendación se basa en un extensivo ensayo llamado COSMOS, publicado recientemente, que respalda los beneficios de este tipo de suplementos vitamínicos.

¿Cuál es la posición de la comunidad científica con respecto a los suplementos vitamínicos?

Antes de este metaanálisis, la comunidad científica no se oponía y en algunos casos recomendaba la toma de un suplemento vitamínico. Pero claramente no recomendaba que la población en general utilizara un suplemento vitamínico de manera diaria o habitual.

A partir de revisar los resultados de este nuevo ensayo, que analizó los datos de más de 5.000 personas, se ha comenzado a admitir que la ingesta de estos suplementos vitamínicos de forma diaria en la población en general es una manera efectiva, económica, y segura de prevenir importantes problemas de salud.

¿Por qué un suplemento vitamínico es beneficioso y puede ser tomado cada día?

Según esta nueva perspectiva, seguir una dieta equilibrada parece no ser suficiente para proporcionarnos la cantidad y calidad de micronutrientes que nuestro cuerpo necesita para funcionar de manera óptima a lo largo del tiempo.

La toma diaria de un suplemento vitamínico vendría a ser como una especie de ‘’seguro dietético’’, que nos garantiza que a nuestro organismo no le falte de nada.

La nueva investigación sugiere que un suplemento multivitamínico en combinación con una dieta sana y equilibrada ayuda a retrasar el envejecimiento y el deterioro físico y cognitivo en la población en general, en comparación con la misma dieta sin el suplemento vitamínico.

Algunas de las teorías científicas que dan sentido a estos resultados incluyen la pérdida del valor nutricional en los alimentos que consumimos en la actualidad, y la teoría del triage vitamínico.

En cuanto al valor nutricional de los alimentos modernos, lo que ocurre es que incluso si llevamos una dieta sana y equilibrada, muchos de los alimentos que llegan a nuestras mesas tienen un valor nutricional (carga de micronutrientes como vitaminas y minerales) muy bajo en comparación con los alimentos que ingeríamos décadas atrás. Una naranja de hoy tiene mucha menos vitamina C que una de hace 50 años.

Esto es básicamente porque la naranja de hoy proviene de cultivos no orgánicos, de un uso del suelo más intensivo y menos nutritivo para la planta, y porque casi siempre ha pasado mucho tiempo en cadenas de frío antes de llegar a nuestras mesas. Todo esto hace que su valor nutricional sea muy bajo en comparación con la misma naranja hace 50 años.

Y en lo que refiere al triage vitamínico, se trata de la forma en que nuestro cuerpo administra el ‘’inventario’’ de vitaminas y minerales del que dispone cada día para poder realizar sus funciones vitales, siempre priorizando las necesidades del hoy (reproducirnos, respirar, movernos, pensar, etc.) frente a las del mañana (evitar enfermar y envejecer mejor). Debido a esto, la inclusión de un suplemento vitamínico puede ser esencial para asegurar que se cubran tanto las necesidades inmediatas como las futuras del organismo.

Como nuestras dietas no aportan vitaminas y minerales en cantidades suficientes para cubrir nuestras necesidades de corto y largo plazo, cada vez más sufrimos de enfermedades relacionadas con el envejecimiento (cardiopatías, cáncer, alzhéimer, diabetes, etc.) que serían mucho más evitables con una ingesta sostenida de un suplemento vitamínico de calidad.

Los investigadores indicaron que esperan que más instituciones del ámbito de la salud y la atención médica reconozcan el sólido conjunto de evidencia que respalda los beneficios para la salud de los multivitamínicos y otros suplementos vitamínicos.

suplemento vitamínico

¿Quieres incorporar a tu dieta un suplemento vitamínico? ¡Elije calidad! ¡Se trata de tu salud!

Los suplementos, si están bien diseñados en su composición para un objetivo concreto, y están hechos con ingredientes de calidad comprobada, pueden ser muy útiles para complementar nuestros esfuerzos nutricionales, y ayudarnos a mejorar aspectos concretos de nuestra vida y salud.

Si decides utilizar suplementos, te aconsejamos que empieces por preguntarte qué aspectos concretos quieres mejorar… por ejemplo, ¿te sientes con poca energía?, ¿no descansas bien?, ¿te consume el estrés?, ¿te enfermas demasiado? Estos y muchos otros son buenos objetivos y hay soluciones concretas para ayudarte con todos ellos.

Echa un vistazo a los suplementos Supreme Nutrients. Trabajamos para apoyar tus esfuerzos nutricionales con ingredientes de calidad, a dosis seguras y científicamente comprobadas.

Nuestra línea 12 Defenses está especialmente diseñada para reforzar las defensas, por lo que contiene las 11 vitaminas y minerales fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, además de un ingrediente 12º natural para cubrir necesidades específicas como mayor energía, bienestar intestinal, mejor descanso, gestión del estrés y del estado de ánimo, o tratamiento detox.

Nuestra línea Sapiens contiene todas las vitaminas y minerales que necesita tu cerebro para mantenerse saludable, además de potentes antioxidantes naturales para mantener la salud celular, plantas nootrópicas y adaptógenas que ayudan naturalmente a mejorar el rendimiento intelectual y reducir el estrés, y también prebióticos y cepas probióticas (bacterias buenas) específicas para reforzar el eje intestino-cerebro, ya que existe una clara conexión entre estos dos órganos. 

Finalmente, todas nuestras fórmulas son 100% hechas en Europa con ingredientes de máxima calidad, son bio (sin OMG – organismos modificados genéticamente), no contienen gluten ni lactosa, y los más importante, todos los ingredientes están incluidos a dosis clínicamente eficaces para tener un efecto.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *