Nutrición Saludable, Salud Cerebral

Salud cerebral, indicadores y alertas a las que prestar atención

¿Qué es la salud cerebral?

Reírse, emocionarse, sentir, hablar, recordar, compartir, trabajar, estudiar, etc.

Todos estos procesos mentales necesitan de nuestro cerebro, y para que todas las actividades funcionen correctamente necesitamos una buena salud cerebral.

Una mente activa y un cerebro sano están más al alcance de cada uno de nosotros de lo que pensamos.

La ciencia afirma que la rutina es enemiga de nuestro cerebro y nos aleja de la salud cognitiva. Debemos acercar a nuestra mente a otras actividades menos automáticas como la lectura, el cine, los paseos, cambiar de dieta, realizar ejercicio regularmente, jugar, planificar salidas o viajes… Estas son algunas de las actividades que ayudan a mejorar nuestra salud cerebral y que, a su vez, reducen el riesgo de padecer una enfermedad degenerativa a lo largo de los años.

El cerebro es el órgano más delicado y a su vez, más preciado que poseemos, por eso es tan importante que cuidemos de él. La salud cerebral es la responsable de mejorar nuestro estado de ánimo, llegar a alcanzar nuestras metas, o incluso obtener mejores resultados personales.

Salud Cerebral: indicadores y alertas

Indicadores de la salud cerebral

Los principales indicadores de salud cerebral son 4:

Capacidad de atención y concentración

La capacidad de atención es la cantidad de tiempo concentrado que una persona puede dedicar a una tarea sin distraerse. La mayoría de los educadores y psicólogos están de acuerdo en que la capacidad de concentrarse y mantener la atención en una tarea es crucial para el logro de los objetivos personales.

Para el adulto el tiempo máximo de concentración es, en promedio, de 45 minutos. Un adulto entrenado, o sea un adulto que estudia de forma regular o requiere de concentración durante largos lapsos de tiempo, puede aumentar este tiempo a un promedio de 50-60 minutos.

Capacidad de aprendizaje

La capacidad de aprendizaje incorpora algunas destrezas instrumentales, tales como capacidad de análisis, reflexión crítica, búsqueda de información relevante, capacidad de solucionar problemas o toma de decisiones.

Esta capacidad es fundamental tanto en el proceso educativo de cualquier persona, desde la edad temprana hasta la adultez, como en el mundo laboral donde permite un desarrollo continuo del individuo aumentando sus posibilidades de éxito.

Memoria

La memoria se puede definir como la capacidad del cerebro de retener información y recuperarla voluntariamente. Es decir, esta capacidad es la que nos permite recordar hechos, ideas, sensaciones, relaciones entre conceptos, y todo tipo de estímulos que hayan ocurrido en el pasado.

La memoria tiene tres funciones básicas: recoge nueva información, organiza la información para que tenga un significado, y la recupera cuando necesita recordar algo.

Precisión al realizar actividades

La precisión puede referirse a la actividad física o a la comunicación.

La precisión en la actividad física refiere a la capacidad de una persona de dar el mismo resultado en mediciones diferentes realizadas en las mismas condiciones, o de dar el resultado deseado con exactitud. Esta es una habilidad crítica para deportistas, y profesiones donde dependemos de nuestras habilidades físicas. Debe entrenarse y puede mejorarse con el tiempo.

En lo referente a la comunicación es la capacidad de ser claro, preciso y conciso, o sea, comunicarse sin ambigüedades y realizando exposiciones breves.

Alimenta tu capacidad y salud cerebral

Ahora que hemos repasado los principales indicadores de salud cerebral, es momento de pasar a la acción… ¡Si notas que no estás en plena forma en relación con alguno de los 4 indicadores mencionados, te recomendamos que no esperes ni un minuto para cuidar a tu cerebro como es necesario!

Nuestro cerebro necesita cuidados, nutrición, y estar forma:

  • Muévete – haz ejercicio, mejora tu resistencia aeróbica, tu tonicidad y flexibilidad muscular.
  • Come bien – sigue una dieta mediterránea, utiliza productos frescos, y elige bien tus suplementos vitamínicos.
  • Controla los riesgos – evita el tabaco y si bebes alcohol hazlo con moderación.
  • Descansa – intenta pensar en positivo, mantente calmado y duerme al menos 7 horas cada noche.
  • Mantente curioso – juega, aprende, estudia para que tu cerebro esté siempre entrenado.

Sapiens, una línea de suplementos diseñados para nutrir tu capacidad cerebral

Los suplementos pueden ser una buena solución para dar a tu cerebro los nutrientes que necesita. Piensa en tu dieta habitual, y cómo a pesar de esforzarte, es realmente difícil que sea lo suficientemente variada y equilibrada.

Siendo conscientes de estas dificultades que todos tenemos en mayor o menor medida, es que hemos desarrollado la línea de suplementos Sapiens.

Sapiens contiene todas las vitaminas y minerales fundamentales para la salud cerebral, a dosis científicamente comprobadas: Vitaminas del Complejo B, Vitamina C, D, y Colina, Hierro, Magnesio, y Zinc.

Además, contiene Adaptógenos y Nootrópicos naturales para mejorar y preservar las funciones cerebrales. Y en algunos casos, Probióticos para activar el eje intestino-cerebro, y potentes Antioxidantes naturales para mantener la salud cerebral de largo plazo.

Si quieres estar en forma cerebral hoy, y también a futuro, te invitamos a explorar los suplementos Sapiens y probar el que más se adapte a tus necesidades.

Referencias

https://centerforbrainhealth.org/science/what-is-brain-health

http://www.healthscotland.scot/health-topics/mental-health-and-wellbeing/adult-mental-health-indicators

https://www.health.harvard.edu/mind-and-mood/focus-on-concentration

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4832000/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *