Nutrición Saludable

¿Qué son los FODMAP? ¡Descubre su relación con los problemas intestinales!

problemas intestinales

Los problemas intestinales vinculados a los FODMAP, que son carbohidratos (azúcares) y alcoholes presentes en ciertos alimentos, representan un desafío significativo para muchas personas. El término «FODMAP» deriva de las siglas en inglés de ‘’Fermentable Oligo-Di-Monosaccharides and Polyols’’, y abarca una variedad de componentes alimentarios que pueden desencadenar molestias intestinales en individuos sensibles.

En la lista de FODMAP se incluyen azúcares como la fructosa, la lactosa, los fructanos y los galactanos, así como edulcorantes tales como el sorbitol, el manitol, el xilitol y el maltitol. Estos compuestos pueden provocar una serie de síntomas gastrointestinales desagradables, que van desde hinchazón y distensión abdominal hasta dolor abdominal, flatulencia, problemas intestinales y alteraciones en los hábitos del mismo.

Sin embargo, a pesar de su potencial para desencadenar malestar digestivo, los FODMAP no son necesariamente perjudiciales para todos. De hecho, en ciertos contextos, pueden desempeñar un papel beneficioso en la salud intestinal. Se ha demostrado que los FODMAP contribuyen a evitar la inflamación intestinal, ya que producen alteraciones beneficiosas en la flora o microbiota intestinal, lo que ayuda a mantener la buena salud del colon y a promover un equilibrio adecuado en el entorno gastrointestinal.

¿Entonces por qué se habla de los FODMAP como problemas intestinales para nuestra salud?

El tema es que, en personas hipersensibles a los problemas intestinales asociados con los FODMAP, pueden provocar el efecto contrario que en personas que los toleran bien.

Durante la digestión, las enzimas se encargan de romper las moléculas de estos FODMAP para que puedan ser absorbidas en el intestino delgado, pero como cada persona es diferente, en algunos casos este proceso no funciona de manera óptima y puede desencadenar problemas intestinales.

En estos casos, los FODMAP no se descomponen del todo, arrastrando con ellos un exceso de agua hacia el intestino grueso o colon, y produciendo malestar. Además, dentro del colon, las bacterias intestinales fermentan rápidamente los problemas intestinales asociados con los FODMAP y producen un exceso de gases.

¿Quiénes son hipersensibles a los FODMAP y que pueden hacer al respecto?

Las personas con síndrome de colon irritable son más propensas a tener reacciones adversas a los problemas intestinales asociados con los FODMAP que los individuos sanos. Son personas con hipersensibilidad intestinal. Esta hipersensibilidad puede desencadenar síntomas como exceso de gas, hinchazón, dolor abdominal, y diarrea.

Para estos casos es recomendable mantener un diario de alimentos durante varias semanas, para identificar qué alimentos resultan más problemáticos y saber a partir de allí cómo ajustar la dieta para evitar problemas intestinales. Este diario funciona de la siguiente forma:

  • Restricción estricta de FODMAP durante 2 a 6 semanas.
  • Reincorporación de un alimento FODMAP a la vez durante 8 a 12 semanas.
  • Personalización del consumo de FODMAP en base a la tolerancia a partir de allí.

Hasta el 86% de las personas con hipersensibilidad intestinal que siguen este proceso experimentan mejoras en sus síntomas.

Lamentablemente, hay muchos alimentos con alto contenido de FODMAP que es bueno tener identificados en estos casos, como las manzanas, peras, melocotones, cerezas, brócoli, remolacha, coliflor, ajo, champiñones, lentejas, frijoles rojos, garbanzos, trigo, cebada, centeno, almendras, marañones, y pistachos.

Pero también hay una buena lista de la que echar mano para su reemplazo. Estos son algunos de los alimentos bajos en FODMAP: arándanos, melón, naranjas, fresas, plátanos verdes, col china, pimientos, patatas, espinacas, boniatos, tomates, calabacines, maíz, avena, arroz, quinoa, sorgo, soja, nueces, maní, y semillas de calabaza.

Además, es importante tener en cuenta que aquellas personas que no sufren de hipersensibilidad intestinal no deberían disminuir el consumo de problemas intestinales ya que esto puede ser perjudicial para la salud.

Debido a que al reducir los FODMAP eliminamos un número significativo de alimentos de nuestras dietas que proporcionan nutrientes claves para nuestro organismo, puede haber algunos problemas intestinales involucrados en la limitación de tu ingesta.

Por ejemplo, al reducir el consumo de FODMAP, consumimos menos fibra prebiótica de la que se alimentan las bacterias beneficiosas. Esto puede provocar alteraciones en nuestra flora intestinal, y perjudicar nuestra salud inmunitaria y gastrointestinal.

problemas intestinales FODMAP

¿Quieres incorporar a tu dieta un suplemento que te ayude con tu salud y bienestar intestinal? 

Incorporar a tu dieta suficiente fibra prebiótica y alimentos fermentados que aporten bacterias beneficiosas es fundamental para tu bienestar y para evitar problemas intestinales. Si decides utilizar suplementos te recomendamos que heches un vistazo a nuestra línea Supreme Nutrients.

Nuestro suplemento 12 Defenses +ImmunoPROBIO, trabaja sobre el eje intestino-sistema inmunitario. Contiene las 11 vitaminas y minerales fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, además de prebióticos y 7 cepas probióticas (bacterias buenas) distintas que te ayudarán a mantener tu flora intestinal equilibrada. 

Nuestro suplemento Sapiens Brain Longevity contiene todas las vitaminas y minerales que necesita tu cerebro para mantenerse saludable, además potentes antioxidantes naturales para mantener la salud celular, plantas nootrópicas y adaptógenas que ayudan naturalmente a mejorar el rendimiento intelectual y reducir el estrés, y claro que sí, también prebióticos y cepas probióticas (bacterias buenas) específicas para reforzar el eje intestino-cerebro, ya que existe una clara conexión entre estos dos órganos.

Todas nuestras fórmulas son 100% hechas en Europa con ingredientes de máxima calidad, son bio (sin OMG – organismos modificados genéticamente), no contienen gluten ni lactosa, y los más importante, todos los ingredientes están incluidos a dosis clínicamente eficaces para tener un efecto.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *