Nutrición Saludable, Sistema Inmunitario

La conexión del Intestino con el Sistema Inmunitario. El papel de los probióticos

conexión del Intestino con el Sistema Inmunitario

¡La conexión del Intestino con el Sistema Inmunitario es clave para mantenerte saludable!

Entender la conexión del intestino con el sistema inmunitario es entenderse a uno mismo. En los últimos 100 años, con la industrialización, nuestra dieta ha cambiado drásticamente. Esta dieta altamente procesada, alta en azúcar, alta en grasas y baja en fibras ha alterado sustancialmente nuestra flora intestinal.

La compleja comunidad de microorganismos que vive en nuestro intestino se denomina flora intestinal, o microbiota intestinal. La microbiota intestinal incluye hasta 300.000 millones de bacterias de 500 especies diferentes.  Esto es aproximadamente 1,5 kg de bacterias. También incluye virus, hongos y arqueas. La mayor parte de la flora intestinal se encuentra en el colon, o intestino grueso, que es la última parte del tracto digestivo.

Piensa en los importantes trabajos que tu intestino realiza regularmente, incluyendo descomponer los alimentos, absorber nutrientes, eliminar las toxinas y producir nutrientes. ¡Eso es mucho trabajo! Para tener un sistema inmunitario fuerte, realizar las tareas de desintoxicación, e incorporar los nutrientes necesarios, la conexión del intestino con el intestino debe funcionar de manera óptima.

Tal vez no sabías que tu pared intestinal alberga el 70% de las células que componen nuestro sistema inmunitario. Si quieres mejorar tu salud, comienza con tu intestino y asegúrate de proveerle suficientes bacterias beneficiosas. Está claro que una flora intestinal débil es igual a un sistema inmunitario débil. De ahí que la conexión del intestino con el sistema inmunitario sea tan relevante para la salud.

Prebióticos, Probióticos, y Postbióticos

¿Qué papel cumplen los probióticos en la conexión del Intestino con el sistema inmunitario? Los probióticos son un tipo de bacteria beneficiosa que proporcionan beneficios para la salud cuando se ingieren. Ayudan a colonizar el intestino con buenos microorganismos.

Puedes obtener probióticos de suplementos, así como de alimentos preparados a partir de fermentación bacteriana, como por ejemplo el yogur tipo griego, con cultivos vivos.

Los probióticos no deben confundirse con los prebióticos, que son carbohidratos, a menudo fibras dietéticas, que ayudan a alimentar a las bacterias beneficiosas en el intestino. Los productos que contienen prebióticos y probióticos se conocen como simbióticos.

Postbióticos es un término relativamente nuevo que ha sido acuñado para referirse a los desechos de los probióticos. A medida que los probióticos se alimentan de los prebióticos, se producen postbióticos. Los compuestos excretados en nuestros tractos digestivos por los probióticos parecen ser responsables de muchos de los efectos beneficiosos de los mismos y favorecen la conexión del intestino con el sistema inmunitario.

Las bacterias probióticas más comunes son Lactobacillus y Bifidobacterium. Otros tipos comunes son Saccharomyces, Streptococcus, Enterococcus, Escherichia, y Bacillus.

Cada género comprende diferentes especies, y cada especie tiene muchas cepas. En las etiquetas, verás probióticos identificados por su cepa específica, que incluye el género, la especie, subespecie si hay una, y un código alfanumérico que indica la cepa.

Diferentes probióticos sirven para abordar diversos problemas de salud. Por lo tanto, elegir el tipo (o tipos) correcto de probióticos es esencial.

Los probióticos pueden potenciar tu sistema inmune

Hay muchas maneras de aumentar naturalmente tus niveles de bacterias buenas y optimizar la conexión del intestino con el sistema inmunitario. Desde aumentar la ingesta de fibra hasta dormir bien por la noche. Sin embargo, la vida moderna no siempre nos permite aprovechar todos estos recursos saludables. Hacer consciente la citada conexión del intestino con el sistema inmunitario y su relación con la ingesta adecuada de probióticos puede cambiar paulatinamente la salud.

Aquí es donde entran los probióticos y los prebióticos. Diseñados para mantener tu microbiota intestinal saludable de una manera eficaz y fácil, los probióticos ayudan a crear una barrera de bacterias buenas en el intestino. Esta barrera ayuda al sistema inmunitario a combatir cualquier amenaza (patógenos, sean virus, bacterias, o gérmenes nocivos) con la que entremos en contacto al ir a la oficina, en el transporte público, o incluso en casa.

También, algunos probióticos han demostrado promover la producción de anticuerpos naturales, y la producción de células inmunes y células asesinas naturales. Una revisión científica concluyó que tomar probióticos redujo la probabilidad, gravedad, y la duración de las infecciones respiratorias, en otras palabras, optimizó la conexión del intestino con el sistema inmunitario.

La conexión del Intestino con el Sistema Inmunitario

¿Cuál es la dosis correcta de probióticos?

Siempre poniendo el foco en la conexión del intestino con el sistema inmunitario, la dosis adecuada de probióticos es relevante. Así lo ratifican la mayoría de los estudios utilizaron dosis de 1.000 millones a 100.000 millones de organismos vivos o unidades formadoras de colonias (UFC) por día.

Tomar más no significa necesariamente mejores resultados y, en su lugar, podría provocar algunos efectos secundarios incómodos, como hinchazón, gas, y náuseas.

Los efectos secundarios también pueden ocurrir cuando alguien comienza a tomar probióticos por primera vez, ya que el intestino puede experimentar algunos cambios en los niveles de bacterias. Por lo general, sin embargo, si alguien está tomando una dosis adecuada, estos efectos secundarios deben desaparecer pronto, una vez que el cuerpo se ajusta.

¿Contiene Probióticos el 12 Defensas?

Nuestra formulación de 12 Defensas +InmunoPROBIO contiene no sólo las 11 vitaminas y minerales que juegan un papel crítico en las funciones del sistema inmunitario, a dosis científicamente comprobadas, sino también Fibra Prebiótica y 3 mil millones de CFU de 7 cepas diferentes, para proteger a las personas con tendencia a trastornos en la flora intestinal y reforzar las defensas.

¡Si deseas potenciar la conexión del intestino con el sistema inmunitario y nutrir tu flora intestinal, este es el suplemento ideal para ti!

Referencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *