Nutrición Saludable

Zonas Azules… 5 lugares del mundo donde se vive más de 100 años. ¿Qué podemos aprender de ellos?

zonas azules

Hay 5 zonas azules alrededor del mundo, donde sus habitantes alcanzan edades de más de 100 años con buen estado de salud. Se trata de Loma Linda (California), Nicoya (Costa Rica), Cerdeña (Italia), Icaria (Grecia), y Okinawa (Japón).

Veamos cual es el estilo de vida y la alimentación en estas zonas azules casi utópicas


Las zonas azules son lugares donde la esperanza de vida es la más larga del mundo y donde se reducen considerablemente los índices de enfermedades coronarias, de cáncer, y de demencia senil. Estos enclaves privilegiados, conocidos como zonas azules, destacan por sus prácticas saludables y su estilo de vida activo.

Los factores más importantes para su longevidad son una dieta basada en alimentos saludables, actividad física diaria, y tener una visión positiva de la vida. Los habitantes de estas zonas azules gozan de un entorno con mínimo estrés, ya que en sus culturas la paz y la tolerancia son valores centrales. La presencia de la naturaleza y la promoción de relaciones sociales sólidas también contribuyen a esta calidad de vida excepcional.

Ahora, ¡echemos un vistazo más profundo en cada una de estas zonas azules! Exploremos detenidamente las prácticas y hábitos que han llevado a estos lugares a ser reconocidos como zonas azules, donde la longevidad y la calidad de vida van de la mano.

Loma Linda, California

Este pequeño pueblo, aislado por la falta de contacto con otras comunidades, es el hogar de aproximadamente 9 mil seguidores de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Se cree que la rutina de reunirse con otros seguidores de su iglesia favorece la socialización, alivia el estrés y refuerza el estilo de vida saludable.

También su estilo de vida incluye seguir una dieta vegetariana. No consumen cerdo ni carnes rojas, y tampoco pueden fumar, tomar café, ni beber alcohol. Su dieta incluye granos integrales, mucha agua, nueces, verduras, frutas frescas y legumbres. Estos hábitos han contribuido a la longevidad y la calidad de vida en este primer caso de zonas azules.

Península Nicoya, Costa Rica

En este segundo caso de zonas azules, los lugareños de este sector caribeño no conocen de lujos ni excentricidades, más bien de naturaleza, playas paradisíacas, frutos tropicales y trabajo duro.

Los ancianos de Nicoya tienen huesos fuertes y bajas tasas de enfermedades cardíacas. En su dieta encontramos frutas tropicales, y vegetales autóctonos como los frijoles, el maíz, y la calabaza. Todos estos alimentos son ricos en calcio, fibra, y antioxidantes. Además, el optimismo, la fé, la confianza y las relaciones familiares y sociales, son fundamentales para que muchos de los habitantes sean longevos. Tienen poco, la vida cotidiana es dura, pero eso les basta para ser felices en este pintoresco ejemplo de zonas azules.

Barbaglia en la isla de Cerdeña, Italia

En esta maravillosa isla italiana, muchos han trabajado como pastores o granjeros y en la actualidad se mantienen activos caminando varios kilómetros a diario; el ejercicio físico ayuda a mantener las articulaciones y el sistema cardiovascular joven.

Los mayores son muy respetados y son una parte vital de la comunidad. La expectativa de contribuir a la sociedad los mantiene activos. Son fuente de consulta permanente y ayudan en la transmisión de valores.

En su alimentación no puede faltar la leche de cabra (reduce el colesterol y es rica en calcio), la cebada molida, el hinojo (alto en fibra y diurético) y la infusión de cardo mariano (antioxidante y antiinflamatorio). Consumen berenjenas, tomates y habas, entre otros productos de sus huertas propias, y uvas ricas en polifenoles para la salud del corazón.

Este hermoso lugar en Italia, es el tercer ejemplo de zonas azules.

Isla de Icaria, Grecia

Esta isla mediterránea es paradisíaca, posee un clima agradable, huertas naturales y siestas a diario. La geografía hace que los desplazamientos requieran de un estado físico apto, por lo que los isleños se ejercitan de forma cotidiana sin notarlo.

Al maravilloso ambiente se le suma una alimentación acorde. La dieta habitual de los lugareños es similar a la mediterránea: aceite de oliva, pescado, infusiones de hierbas, miel no pasteurizada, garbanzos, guisantes, lentejas y cantidades limitadas de carne, azúcar y productos lácteos.

En este segundo ejemplo de zonas azules mediterráneas, se benefician con un menor índice de enfermedades cardíacas y una mejor salud mental.

La Isla de Okinawa, Japón

Japón es uno de los países con la esperanza de vida más larga del mundo, pero la isla de Okinawa tiene el registro más alto del país. El riesgo de enfermedades cardiovasculares, demencias seniles y Alzheimer es bajísimo en comparación con otros lugares del mundo.

Los abuelos se mantienen activos realizando actividad física a diario, conservando las relaciones sociales de por vida para tener estabilidad emocional, y nutriéndose con vegetales, pescados y otros productos propios de la isla.

Además, en Okinawa, nuestro último ejemplo de zonas azules, nunca comen hasta la saciedad, siempre paran un poco antes de la misma.

¿Qué podemos aprender de esta gente? 6 hábitos que podrían ser el secreto detrás de la longevidad

Un equipo conformado por médicos, antropólogos, demógrafos y epidemiólogos encontraron en las zonas azules 6 elementos en común: 

  1. Su vida tiene un sentido, finalidad, o propósito. Toda esta gente tiene muy claro que los impulsa a levantarse cada mañana y cuál es su aporte a la comunidad.
  2. Relaciones sociales y afectivas muy fuertes, que les da un sentido importante de pertenencia y equilibrio emocional.
  3. Sus valores sociales hacen que su día a día tenga muy poco estrés. En sus comunidades reina la paz y la tolerancia.
  4. Todos realizan ejercicio moderado, no importa la edad, como parte de sus rutinas domésticas.
  5. Su dieta se basa en productos frescos locales. Verduras, frutas, granos, pescado, y muy poca carne. Hay un alto consumo de vegetales con alto contenido de antioxidantes.
  6. Las personas en las zonas azules dejan de comer cuando sus estómagos están llenos a un 80%. Nunca comen hasta la saciedad.

Entonces… ¡todo vuelve a lo mismo que hemos venido explicando en distintos artículos de este blog! Comer sano, hacer ejercicio, reducir el estrés

¿Qué rol juegan los suplementos vitamínicos si no vives en una de estas zonas azules?

Lo del ejercicio moderado sí que es verdad que está bastante en nuestras manos… pero llevar una dieta saludable y nutritiva puede ser difícil, y ni hablar de conseguir gestionar el estrés para que no nos quite años de vida. 

Los suplementos nutricionales, como apoyo a una dieta saludable, pueden ayudarnos con estos temas. Si decides utilizar suplementos, te aconsejamos que empieces por preguntarte que aspectos concretos quieres mejorar… por ejemplo, ¿te sientes con poca energía?, ¿no descansas bien?, ¿te consume el estrés?, ¿te enfermas demasiado?

Echa un vistazo a los suplementos Supreme Nutrients. Trabajamos para apoyar tus esfuerzos nutricionales con ingredientes de calidad, a dosis seguras y científicamente comprobadas.

Además, nuestros suplementos son veganos y no contienen ningún tipo de colorante o saborizante. Lo que ves y lo que hueles, es exactamente el color y el sabor natural de los ingredientes que contiene la cápsula vegetal. ¡Sin agregados!  

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *