Nutrición Saludable

¿Cuál es la mejor clase de gimnasio? Te ayudamos a elegir según tus objetivos

Hemos hablado ya en nuestro blog sobre la importancia de realizar actividad física de manera regular. Una dieta sana y equilibrada, una suplementación adecuada, actividad física, y la gestión del estrés son los 4 pilares para llevar una vida saludable, sentirnos mejor, y vivir más.

Centrándonos ahora en el ejercicio, es importante destacar que no es necesario ir a un gimnasio o practicar un deporte si no nos apetece o no podemos por otros motivos. En nuestro artículo sobre cuál es el mínimo de ejercicio para fortalecer músculos y mantenerse saludable, hemos explicado cuáles serían las rutinas de mínima. Ahora bien, si tienes interés en ir a más y apuntarte a un gimnasio, aquí te explicamos los beneficios de las distintas clases grupales para que puedas elegir según tus necesidades y objetivos.

Los gimnasios ofrecen una amplia oferta de actividades dirigidas en las que son los monitores los encargados de que los alumnos aprovechen lo máximo posible el tiempo de la clase. También, si lo prefieres, puedes realizar clases individuales y tener una rutina 100% hecha a tu medida, solo ten en cuenta que en este caso deberás pagar más y te perderás la posibilidad de socializar con el grupo, factor que ayuda mucho a la hora de mantener la motivación y lograr continuidad.

Tipos de clases grupales y sus beneficios

La mayoría de los gimnasios suelen dividir sus clases en cardiovasculares, cuyo objetivo es acelerar el corazón y quemar calorías, de fuerza, que tienen la meta de fortalecer los músculos, y de cuerpo y mente, que buscan el estiramiento y la tonificación del cuerpo.

La elección del tipo de actividad dependerá de tus propios objetivos, tu condición física, y tus gustos. Entre la oferta de actividades destacan las siguientes:

Clase de Aerobic

El aerobic es un ejercicio cardiovascular especialmente conveniente para las personas cuyas condiciones físicas no soporten clases muy intensas, o que más que adelgazar busquen mantenerse en un buen estado de salud. En una clase de aerobic se consumen alrededor de 300 calorías.

Clase de Step

Esta clase de entrenamiento cardiovascular consiste en la realización de movimientos aeróbicos coreografiados sobre una altura o step y, el consumo calórico en una hora puede llegar hasta las 500 calorías. Además, trabaja la coordinación y el equilibrio.

Clase de Zumba

Esta clase de ejercicio cardiovascular va dirigida a todas aquellas personas que quieran mantener o bajar de peso de forma divertida al son de distintos ritmos, principalmente latinos, que ponen en funcionamiento todos los músculos del cuerpo. En una clase de zumba pueden quemarse más de 500 calorías y es perfecta para fortalecer los músculos, liberar tensiones y mejorar la coordinación.

Clase de Spinning

Esta actividad cardiovascular lleva al corazón a sus máximas pulsaciones a través del pedaleo siguiendo el ritmo de la música. El monitor de spinning hace que los alumnos expriman todas sus energías trabajando intensamente la potencia, la resistencia y la velocidad. En una clase pueden llegar a quemarse hasta 700 calorías. Esta actividad está dirigida a aquellos que quieran realizar el trabajo cardiovascular más intenso.

Clase de Body Pump

Esta clase se centra en la musculación. Sirve para definir, tonificar, o aumentar la masa muscular. Ideal si quieres adelgazar y mantener tu peso. Se trata de un entrenamiento de fuerza en el que se trabajan distintas zonas musculares al ritmo de la música, y donde cada persona elige el peso con el que quiere trabajar. Aunque en las clases de body pump no esté enfocada al trabajo cardiovascular, pueden quemarse hasta 300 calorías. Además, las actividades de musculación incrementan la densidad ósea, lo que hace que el body pump sea especialmente beneficioso para los pacientes con osteoporosis.

Clase de Body Combat

Si eres de los que prefieren quemar calorías y descargar adrenalina al mismo tiempo, puedes desahogarse en esta clase cardiovascular que busca acelerar el corazón mediante una combinación de movimientos de lucha y artes marciales. El body combat trabaja todas las capacidades físicas básicas mediante las rutinas y la repetición de movimientos: la fuerza, la potencia, la resistencia, la coordinación, la flexibilidad y el componente aeróbico. Se trabaja el tren superior e inferior del cuerpo, con especial foco en los abdominales. Esta actividad está especialmente indicada para la pérdida de grasa, ya que pueden llegar a quemarse hasta 600 calorías.

Clase de Crossfit

Este sistema de entrenamiento es uno de los más exigentes y de los que mayor gasto energético conlleva. En una sesión pueden llegar a quemarse hasta 600 calorías y, lo que es más importante, el monitor se asegura que el alumno trabaje a su máxima intensidad, lo que tiene como resultado el máximo consumo de calorías. El crossfit combina trabajo cardiovascular con ejercicios de fuerza y te hará trabajar siempre a máxima intensidad. ¡Es como entrenar en el ejercito!

Clase de Body Balance

Por último, para los que busquen un espacio en el que ejercitar los músculos y relajarse al mismo tiempo, esta actividad trabaja la flexibilidad y la tonificación corporal a través de la combinación de disciplinas orientales como el yoga, el taichí o el pilates. El objetivo no es tanto el consumo calórico sino la mejora de la postura corporal o la reducción del estrés, en estas clases pueden llegarse a consumir hasta 400 calorías.

Efectos sinérgicos con una dieta saludable

Si además de la actividad física intentas también seguir una dieta saludable, los beneficios se multiplicarán y notarás una gran diferencia.

Una alimentación saludable debe incluir macronutrientes en cantidades adecuadas, como las proteínas, los carbohidratos, y las grasas, y una buena hidratación preferiblemente a base de agua e infusiones.

Hay una forma simple de guiarse. Nuestro plato de comida debe tener una porción adecuada (por ejemplo 1 plato en total), de la cual la mitad debe conformarse de verduras y hortalizas, un cuarto de cereales integrales, y un cuarto de carnes magras, pescado, o proteínas vegetales. Es una forma simple y práctica de comer bien, recordando siempre que la variedad es también fundamental.

Pero también hay que prestar atención a los micronutrientes como las vitaminas y minerales. No siempre es fácil incorporarlos por medio de la dieta, y son fundamentales para mantener un estado de salud óptimo, o prevenir problemas.

Los micronutrientes como las vitaminas mantienen los huesos fuertes, la visión nítida y aguda, y la piel, las uñas y el cabello sanos y brillantes. Las vitaminas también ayudan al cuerpo a utilizar la energía de los alimentos que ingieres, intervienen en los procesos inmunitarios, y en el correcto funcionamiento cerebral. Los minerales son elementos químicos que ayudan a regular los procesos del cuerpo. El potasio, por ejemplo, ayuda a los nervios y los músculos a funcionar. El calcio ayuda a los dientes y los huesos a mantenerse fuertes. El hierro transporta el oxígeno hacia las células.

Estos micronutrientes se encuentran en cantidades muy pequeñas en los alimentos que ingerimos, y es por eso por lo que, aunque sigamos una dieta sana y variada, a veces no conseguimos obtenerlos en cantidades adecuadas.

clase

Considera un suplemento nutricional de calidad para complementar tu dieta sana

Los suplementos nutricionales se usan para complementar una dieta saludable, no para reemplazarla.

Quizás quieras considerar un suplemento nutricional si no comes suficientes alimentos saludables o si no comes una variedad suficiente de alimentos, y especialmente si tienes intención de mejorar aspectos concretos de tu salud y bienestar.

Los suplementos, si están bien diseñados en su composición para un objetivo concreto, y están hechos con ingredientes de calidad comprobada, pueden ser muy útiles para complementar nuestros esfuerzos nutricionales, y ayudarnos a mejorar aspectos concretos de nuestra vida y salud.

Si decides utilizar suplementos, te aconsejamos que empieces por preguntarte que aspectos concretos quieres mejorar… por ejemplo, ¿te sientes con poca energía?, ¿no descansas bien?, ¿te consume el estrés?, ¿te enfermas demasiado? Estos y muchos otros son buenos objetivos y hay soluciones concretas para ayudarte con todos ellos.

Echa un vistazo a los suplementos Supreme Nutrients. Trabajamos para apoyar tus esfuerzos nutricionales con ingredientes de calidad, a dosis seguras y científicamente comprobadas.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *