Nutrición Saludable

¿Cuántas dietas existen? ¿Sirven para lograr cambios sostenibles?

dieta

Cuando nos planteamos cambiar nuestros hábitos alimentarios, nos encontramos con múltiples tipos de dietas entre las que elegir. Sin embargo, no todas tienen los mismos objetivos. A continuación, podrás descubrir cuáles son las dietas más conocidas y en qué se basa cada una de ellas. 

Los 11 tipos de dietas, sus características y beneficios

En un mundo tan grande como es el de la nutrición humana, hay espacio para todo tipo de dietas alimenticios, algunas más saludables y otras menos. 

Una dieta ideal es aquella que incorpora todos los nutrientes, vitaminas y sales minerales que requiere el cuerpo mediante el consumo de alimentos saludables, en las cantidades justas.

Los dietas restrictivas son aquellas que restringen uno o más grupos de alimentos. Si bien esto puede servir para bajar de peso en muy poco tiempo, las dietas restrictivas suelen ser desequilibradas y acarrear problemas de salud si se las sostiene en el tiempo, por lo que hay que tener mucho cuidado con ellas.

Dieta mediterránea

La dieta mediterránea es, sin duda, uno de los regímenes alimenticios más saludables del mundo, con beneficios comprobados tanto a nivel físico como mental. Se basa en productos de origen vegetal (legumbres, verduras, frutas y frutos secos), pan, cereales y aceite de oliva como grasa principal, además de vino en cantidades moderadas y pescado. Todo ello cocinado a la plancha, fresco o hervido. Hemos mencionado esta plan alimentario en nuestro artículo sobre Zonas Azules que también te invitamos a leer.

Seguir la dieta mediterránea puede llevar a niveles de azúcar en sangre más estables, colesterol y triglicéridos más bajos, y a un riesgo menor de desarrollar enfermedades cardíacas.

Dieta de la zona

La dieta de la zona se basa en asegurarse de que se cubran las necesidades de los tres macronutrientes básicos: carbohidratos (40%), grasas (30%) y proteínas (30%). Para ello, se recomiendan cinco comidas al día, que las grasas sean saludables, y que los hidratos sean integrales, como el pan, la pasta, el arroz, los cereales, o la avena.

Entre las ventajas del régimen alimenticio de la zona están su contribución al buen funcionamiento del sistema inmunológico, su capacidad para mejorar la piel, el cabello y las uñas, y ayudar a eliminar radicales libres que contribuyen al envejecimiento en las personas.

Dieta vegetariana

La dieta vegetariana es un régimen alimenticio en el que la persona no consume carne de ningún animal, pero sí productos que procedan de ellos, como huevos, miel, leche o queso. 

Una de las razones para seguir una plan alimentario vegetariano es la sostenibilidad medioambiental, pero también tiene muchos beneficios para la salud, como reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca, diabetes y algunos tipos de cáncer.

Dieta vegana

La dieta vegana es un régimen alimenticio en el que no se consumen ningún tipo de producto que procedan de un animal, ya sea su carne y tejidos, como cualquier subproducto animal. El régimen alimenticio se basa exclusivamente en alimentos de origen vegetal, por lo que sí que hay carencias nutricionales, especialmente en lo que a vitamina B12, calcio, hierro, omega-3 y vitamina D se refiere. Por ello, debe compensarse con suplementos. 

Además de la sostenibilidad y el bienestar animal, este tipo de dieta tiene los mismos beneficios para la salud del régimen alimenticio vegano, siempre que se utilicen suplementos.

Dieta hipocalórica

La dieta hipocalórica es un régimen alimenticio en el que se restringe la ingesta calórica. En otras palabras, es un régimen alimenticio en la que el consumo de calorías se reduce bruscamente, aportando al cuerpo menos energía de la que se considera recomendable para cubrir los gastos energéticos. De este modo, el cuerpo empieza a echar mano de las reservas de grasa.

Sirve para bajar rápidamente de peso, pero tiene el problema del efecto rebote, por lo que sus efectos no suelen perdurar. Por eso es mejor, antes de restringir el aporte calórico, seguir una alimentación saludable junto con la práctica de deporte. Esta es la manera más saludable de bajar eficazmente de peso.

Dieta volumétrica

La dieta volumétrica se basa en priorizar los alimentos de baja densidad calórica, como las frutas, verduras, y pescado blanco, frente a los de alta densidad calórica, como carnes, quesos, huevos, y lácteos. El reto suele estar en elegir las cantidades justas de los alimentos de baja densidad calórica.

Este régimen alimenticio se utiliza para reducir la sensación de hambre al priorizar los alimentos con un alto contenido de agua y baja densidad calórica, y así bajar de peso.

Dieta Ornish

La dieta Ornish es un régimen alimenticio que se basa en priorizar el consumo de alimentos no procesados. Procura reducir al máximo los alimentos industriales, abogando por una alimentación basada en alimentos naturales. 

Bien llevada y sin obsesionarse (porque puede generar ansiedad), es una de los planes alimentarios más saludables, pues además prioriza el consumo de frutas, verduras y cereales de productores de cercanía. Si te interesa el tema, te invitamos a leer nuestro artículo sobre por qué es importante evitar alimentos ultraprocesados.

Dieta Dash

Considerada, junto a la mediterránea, una de las más saludables, la dieta Dash es un régimen alimenticio en el que, con el objetivo de prevenir y abordar la hipertensión, se reduce el consumo de sodio. En otras palabras, se vigila no hacer excesos con la sal, estableciendo las verduras, frutas y cereales como pilar de la alimentación.

Dieta keto

La dieta keto es un controvertido régimen alimenticio que consiste en suprimir, de forma casi total, los carbohidratos de la alimentación. Unos carbohidratos que, en un plan alimentario saludable, deben representar más de la mitad de la ingesta calórica. Aquí son sustituidos por proteínas y grasas para reducir la ingesta de calorías procedentes de los hidratos de carbono.

Al privar al cuerpo de su fuente principal de combustible, este entra en estado de cetosis (de ahí el nombre), una situación metabólica de emergencia en la que el cuerpo degrada las grasas como combustible de urgencia. Se pierde peso rápidamente, pero se pone en peligro la salud.

Dieta paleo

Se trata de un régimen alimenticio en el que las personas se alimentan como lo hacía la humanidad en la prehistoria y antes del desarrollo de la agricultura. Se eliminan los alimentos procesados, la sal y el azúcar, los cereales, legumbres y los lácteos. El plan alimentario paleo se basa en carnes, pescados, frutas, verduras, frutos secos y semillas.

Se utiliza para perder peso o mantener un peso saludable, y reducir los factores de riesgo de enfermedades cardíacas o cardiovasculares. Prescindir de los cereales por completo no es una buena idea y, además, es fácil caer en un consumo excesivo de carne, algo que también puede acarrear problemas de salud. 

Dieta detox

Una dieta detox es todo aquel régimen alimenticio puntual que se adquiere con el fin de “desintoxicar” el cuerpo, es decir de recuperar el estado metabólico normal tras un exceso de comidas copiosas, ingesta de medicamentos, o exposición a polución medioambiental. Se basa en consumir batidos depurativos que complementan la alimentación diaria.

Algunas personas sólo consumen estos batidos durante la dieta, lo que puede provocar problemas en la absorción de vitaminas y proteínas, poniendo así en peligro la salud por un exceso de líquido. Si quieres realizar un tratamiento detox de forma adecuada, te contamos cómo hacerlo en nuestro artículo sobre Tratamiento Detox Depurativo.

¿Cuál es el mejor tipo de dieta?

Una buena alimentación mejora y mantiene nuestra salud. En nuestra plan alimentario deben estar presentes todos los alimentos de los grupos de la pirámide alimentaria como el pan, la carne, las verduras, frutas y semillas, disminuyendo en todo lo posible los alimentos que aporten más calorías que energía, como por ejemplo bollería o bebidas energéticas azucaradas. Si te interesa el tema, te recomendamos nuestro artículo consejos para una alimentación saludable.

Lo ideal, y más sostenible en el tiempo, es seguir la regla de las porciones adecuadas, donde se come solo un plato de comida, del cual la mitad deben ser verduras frescas o cocidas, un cuarto cereales integrales, y un cuarto proteínas, sean de origen animal o vegetal. Si decides seguir una plan alimentario vegano, es fundamental utilizar suplementos para obtener los micronutrientes que te falten. Como postre, una pieza de fruta o un yogur. En otras palabras, comer cada día de manera normal pero sana, sin obsesionarse.

Si complementas este hábito simple y saludable de las porciones adecuadas, con 30 minutos al día de caminatas o bicicleta, estarás viviendo una vida muy saludable que podrás disfrutar por muchos años. Aquí te contamos más sobre cuál es el mínimo de ejercicio para mantenerse saludable.

¿Cómo puede ayudar un suplemento vitamínico con todo esto?

Los suplementos nutricionales pueden jugar un rol muy importante si decides comenzar una nueva dieta o cambiar tu forma de alimentarte, incluso si decides seguir la regla de las porciones saludables que mencionamos anteriormente.

Piensa que es muy difícil proporcionar a tu cuerpo todos los micronutrientes esenciales que necesita para sus funciones vitales, incluso llevando un plan alimentario saludable. Es importante que incorpores a tus rutinas saludables la suplementación, para mantener tu sistema inmunitario fuerte, y preservar tu salud cerebral de largo plazo.

Echa un vistazo a los suplementos Supreme Nutrients. Trabajamos para apoyar tus esfuerzos nutricionales con ingredientes de calidad, a dosis seguras y científicamente comprobadas.

Nuestra línea 12 Defenses está especialmente diseñada para reforzar las defensas, por lo que contiene las 11 vitaminas y minerales fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, además de un ingrediente 12º natural para cubrir necesidades específicas como mayor energíabienestar intestinalmejor descanso, gestión del estrés y del estado de ánimo, o tratamiento detox.

Nuestra línea Sapiens contiene todas las vitaminas y minerales que necesita tu cerebro para mantenerse saludable, además de potentes antioxidantes naturales para mantener la salud celular, plantas nootrópicas y adaptógenas que ayudan naturalmente a mejorar el rendimiento intelectual y reducir el estrés, y también prebióticos y cepas probióticas (bacterias buenas) específicas para reforzar el eje intestino-cerebro, ya que existe una clara conexión entre estos dos órganos. 

Todas nuestras fórmulas son 100% hechas en Europa con ingredientes de máxima calidad, son bio (sin OMG – organismos modificados genéticamente), no contienen gluten ni lactosa, y los más importante, todos los ingredientes están incluidos a dosis clínicamente eficaces para tener un efecto.

Además, nuestros suplementos son veganos y no contienen ningún tipo de agregado artificial innecesario, como colorantes o saborizantes.

Referencias:

  • A New Beginning. (2017) “Myths about Food & Diets”.
  • Lesser, L.I., Mazza, M.C., Lucan, S.C. (2015) “Nutrition Myths and Healthy Dietary Advice in Clinical Practice”. American Family Physician.
  • American Council on Exercise. (2013) “Don’t Be Tricked: 8 Diet Myths Debunked”. ACE.
  • Altas, A. (2017) “Vegetarianism and Veganism: Current Situation in Turkey in the Light of Examples in the World”. Journal of Tourism and Gastronomy Studies.
  • Key, T.J., Appleby, P.N., Rosell, M. (2006) “Health effects of vegetarian and vegan diets”. Proceedings of The Nutrition Society.
  • Shilpa, J., Mohan, V. (2018) “Ketogenic diets: Boon or bane?”. The Indian Journal of Medical Research.
  • Kalra, S., Singla, R., Rosha, R. et al (2018) “The Ketogenic Diet”. US Endocrinology.
  • Richter, C., Sulas Ray, A.C., Kris Etherton, P.M. (2014) “Recent Findings of Studies on the Mediterranean Diet : What are the Implications for Current Dietary Recommendations?”. Endocrinology and metabolism clinics of North America.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *