Nutrición Saludable, Sistema Inmunitario

Conexión sistema inmunitario – intestino. ¿Por qué es tan importante ponerle atención?

El Intestino y su conexión con el sistema inmunitario

Si alguna vez has escuchado la expresión somos lo que comemos, debes saber que no hace referencia únicamente al tipo de alimentos que ingerimos o al aporte nutritivo con el que cuentan. El intestino tiene una función que va más allá; en él reside el 80% del sistema inmunitario, y además de protegernos de multitud de patógenos, tiene una repercusión directa en nuestro estado emocional. ¿Sabes cómo cuidarlo?

Por qué es tan importante cuidar el intestino

A nadie le agrada hablar de los problemas intestinales, ya que son fuente de pudor y vergüenza. Sin embargo, se trata de una función vital para nuestro organismo y que no consiste únicamente en la absorción y evacuación de los alimentos que se ingieren.

Dada la sensibilidad e importancia que tiene este órgano, ha llegado a ser considerado como el segundo cerebro. No obstante, existe una comunicación directa entre ambos, y es el intestino el que envía la información relativa al estado en el que se encuentra el cuerpo. Por ejemplo, la calidad de los nutrientes, el estado del sistema inmunitario o de las hormonas de la sangre. Una vez que dicha información llega al cerebro, allí es descodificada y vinculada con las emociones.

Pero ¿cómo funciona este órgano tan peculiar y por qué está conectado con nuestras defensas? Pues bien, el sistema inmunitario intestinal es la parte más compleja y de mayor tamaño de dicho sistema. Cada día recibe una carga antigénica a partir de los alimentos que comemos, y mientras son procesados tiene la capacidad de distinguir entre aquellos antígenos inocuos y los patógenos invasivos.

Para evitar que estas sustancias perjudiciales para nuestra salud puedan acceder a todo el organismo y producir un daño, como sería el caso de las enfermedades, cuenta con mecanismos de defensa que las bloquean. Esta barrera está formada por enzimas digestivas pancreáticas, las bacterias de la flora intestinal o microbiota, y el epitelio (capa de células que cubren el intestino).

El cuidado de la flora intestinal

La microbiota o flora intestinal es probablemente el término que más familiar te resultará de entre todos los mencionados. En las microvellosidades que recorren los ocho metros de intestino que todos tenemos en nuestro interior, viven varios millones de bacterias y microorganismos; algunos son protectores del sistema inmunitario, mientras que otros pueden colonizar el intestino si no se controlan y causar problemas.

Ambos deben convivir en armonía para el bienestar del organismo, ya que cuando no sucede así, experimentamos desequilibrios en el tracto intestinal. ¿Y por qué motivos pueden producirse estos desequilibrios? Pues a través de una alimentación incorrecta y con poco valor nutritivo, el uso de productos antisépticos y antibióticos, el estrés o la falta de descanso, entre otros.

intestino

Cuando se presentan problemas intestinales, lo que siempre suele recomendarse son los probióticos. Es decir, las bacterias buenas que antes mencionamos para que pueda restaurarse nuevamente el equilibrio en el intestino. Si este no existe, no solo hay irregularidades a la hora de ir al baño, sino que se producen bajadas en las defensas y a su vez inestabilidad emocional, así como otros problemas de salud.

Hay que tener en cuenta que el uso continuado de antibióticos no solo puede llegar a anular la acción de los mismos, sino que además el organismo necesitará meses para restaurar completamente el desequilibrio causado. La buena noticia es que es posible mantener el buen funcionamiento del tracto intestinal mediante el refuerzo de las bacterias buenas y de las defensas. La prevención es siempre nuestra mejor arma.

Recupera tu equilibrio intestinal e inmunitario con 12 Defenses

Cuanto más fuerte se encuentre nuestro organismo, mejores serán las herramientas con las que cuente para rechazar los agentes patógenos, eliminar las células que han sufrido modificaciones y superar las enfermedades. Y, al mismo tiempo, dada la relación entre el intestino y la salud emocional, mejor será también nuestro estado de ánimo.

En la concepción de 12 Defenses hemos tenido en cuenta la importancia de la prevención a través del refuerzo de las defensas y el sistema inmunitario. Por eso, cuentan con las 11 vitaminas y minerales que participan en procesos del sistema inmunitario, para ofrecer una protección completa.

Pero además de las vitaminas y minerales, cada fórmula 12 Defenses cuenta con un ingrediente número 12 con una finalidad concreta. 12 Defenses +ImmunoPROBIO está especialmente dedicado a aquellas personas que experimentan de manera habitual desórdenes en la microbiota intestinal, ya que ayuda a restablecer el equilibrio entre las bacterias.

No solo contiene tres billones de probióticos de siete cepas distintas, sino también prebióticos; unas fibras vegetales naturales que hacen la función de alimento de los probióticos, favoreciendo el desarrollo de estos en el intestino.

Si quieres disfrutar de buena salud, ¡empieza desde hoy a cuidarte con 12 Defenses!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *