Nutrición Saludable, Salud Cerebral

¿Sientes saturación mental? ¡Descubre cómo se practica el Mindfulness! Una fórmula imbatible junto a una buena nutrición

¿Sientes saturación mental_ Practicar el Mindfulness y una buena nutrición… ¡una combinación perfecta!

Hoy hablaremos sobre cómo se practica el mindfulness, una herramienta muy eficaz contra el sufrimiento físico y emocional que, en mayor o menor medida, nos acaba tocando a todos a lo largo de la vida.

Si sientes saturación mental, o que no estás bien emocionalmente, es muy saludable cuestionarte qué cosas puedes cambiar o comenzar a poner en práctica para mejorar tu calidad de vida, y en consecuencia tu salud física y emocional.

¿Qué es el mindfulness?

El mindfulness se puede definir como el arte de hacer consciente las sensaciones de nuestro cuerpo, que normalmente nos pasan desapercibidas. Aunque parezca increíble, lo más habitual es no prestar atención a estas señales, sino taparlas con actividad y a veces adormecerlas con conductas poco saludables, como puede ser fumar, beber, o comer mal.

El mindfulness no es algo nuevo y nos remonta a la tradición budista de la meditación con más de 2.500 años de antigüedad. Es una de las estrategias que ha mostrado mayor eficacia a la hora de paliar y prevenir los efectos del estrés continuado. Esta técnica actúa eliminando los efectos de los agentes estresantes permitiendo enfrentarnos a ellos de forma diferente. Si te estás preguntando cómo se practica el mindfulness te alentamos a seguir leyendo cómo esta herramienta puede ayudarte en tu salud emocional.

¿Cómo se practica el mindfulness? 

La parte formal de esta práctica es la meditación. Para los que se preguntan cómo se practica el mindfulness, con unos 15-20 minutos al día de meditación, se consiguen excelentes resultados. Ésta nos permite entrenar la mente focalizando nuestra atención en un objeto determinado (la respiración, sonidos de la naturaleza, un mantra, una sensación…). De esta forma, cuando nuestra atención se desvía hacia un pensamiento estresante en forma de recuerdo o anticipación, simplemente reconocemos que el pensamiento está ahí, pero de una manera calma decidimos dejarlo a un lado para volver nuestra atención al objeto de meditación que habíamos elegido.

El conseguir vaciar y limpiar la mente al menos durante ese tiempo cada día, nos ayudará a afrontar el resto del día con calma y una perspectiva más positiva.

La parte informal de cómo se practica el mindfulness, la realizamos llevando nuestra atención de forma intencionada a las tareas o actividades cotidianas, estando 100% presentes en el aquí y ahora, y evitando pensamientos negativos o anticipatorios. De esta forma disfrutaremos más de cada cosa que hagamos, desde ducharnos a caminar, encontrarse con amigos, trabajar, o lo que sea que toque en cada momento.

¿Qué beneficios tiene el mindfulness?

El mindfulness ayuda a mejorar la inteligencia emocional, ya que mejora la autoconsciencia y el autoconocimiento, lo que nos lleva a un mejor reconocimiento de las emociones, tanto propias como ajenas, derivando en una mejor gestión de las relaciones interpersonales.

Potencia la creatividad en las personas que lo practican. Al llevar a la mente a un estado de calma, ayuda a que las nuevas ideas tengan más espacio en la actividad mental desplazando así a las emociones negativas.

Mejora la capacidad de concentración y la memoria. Ya sea que se trate de tareas complicadas o sencillas, el mantener las distracciones a raya nos ayuda a ser más eficientes y precisos, y al prestar plena atención nuestra memoria se fortalece.

Combate el insomnio. La práctica continuada de mindfulness lleva al organismo a un estado de relajación y ayuda a alejar las preocupaciones. Esto se ve reflejado en un menor nivel de activación cortical que lleva a un estado favorable para incitar al sueño y mejorar la calidad de este.

Elimina el estrés y la ansiedad, porque nos lleva a un estado de calma, serenidad y claridad mental, reduciendo los niveles de cortisol (la hormona que se libera en situaciones de estrés). Este es quizás el efecto más estudiado y por el que el mindfulness es más conocido.

La mayoría de los estudios que han abordado el tema concluyen que la práctica del mindfulness ayuda de manera significativa a mantener nuestro cerebro en forma, a envejecer mejor, y a reducir la presión arterial, por lo que evitamos problemas de salud importantes.

como se practica el mindfulness

¿Y qué papel juega la nutrición y los suplementos en todo esto?

Si damos a nuestra mente la posibilidad de limpiarse y gestionarse mejor ahora que ya sabes cómo se practica el mindfulness, y también damos a nuestro cerebro los nutrientes necesarios para mejorar su capacidad a corto plazo, y envejecer de manera saludable… ¡entonces tenemos una combinación ganadora!

Nuestro cerebro necesita nutrientes de buena calidad y en cantidades suficientes para funcionar bien hoy, y a futuro. Se trata de micronutrientes esenciales como las vitaminas y minerales, pero también podemos incluir nootrópicos y adaptógenos.

Los nootrópicos son botánicos (plantas) estimulantes del cerebro, elementos naturales que son capaces de mejorar la salud y el rendimiento del cerebro. Los adaptógenos forman parte de los nootrópicos, pero son una colección más refinada de plantas y hierbas específicamente orientadas a equilibrar los niveles hormonales para minimizar el estrés. 

Nuestra línea de suplementos Sapiens contiene todas las vitaminas y minerales fundamentales para la salud cerebral, a dosis científicamente comprobadas: Vitaminas del Complejo B, Vitamina C, Vitamina D, y Colina, Hierro, Magnesio, y Zinc.

Además, contiene adaptógenos y nootrópicos naturales para mejorar y preservar las funciones cerebrales. Y en algunos casos, probióticos y potentes antioxidantes naturales para mantener la salud cerebral de largo plazo. 

Los nootrópicos y adaptógenos presentes en las fórmulas Sapiens son:

Si quieres estar en forma cerebral hoy, y también a futuro, te invitamos a explorar los suplementos Sapiens y probar el que más se adapte a tus necesidades. 

Referencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *