Nutrición Saludable, Sistema Inmunitario

¿Cómo fortalecer el sistema inmunitario? ¡8 consejos a tu medida!

¿Sabes cómo tu estilo de vida influye en tu sistema inmunitario?

Nuestro sistema inmunitario es crucial en la lucha contra virus, bacterias y otros agentes patógenos que pudieran dañar nuestra salud. Fortalecerlo o debilitarlo depende de nosotros y de nuestro estilo de vida. Los hábitos que hemos creado influyen de manera directa en su funcionamiento.

8 consejos para aprender cómo fortalecer el sistema inmunitario

¿Quieres saber cómo fortalecer el sistema inmunitario? Tiene que ver con nuestro estilo de vida. Sean cuales sean los hábitos que tengamos, debemos llevar a cabo los cambios necesarios para que nuestro sistema inmunitario esté preparado para los riesgos a los que se enfrenta. Estos son algunos consejos que te ayudarán a aprender a cómo mejorar el sistema inmune:

Dormir lo suficiente

Seguro que ya has escuchado que dormir 8 horas al día es lo más recomendable. Pues bien, dormir no solo es un placer sino una necesidad que permite mantener nuestra salud en buen estado.  La falta de sueño provoca, cansancio y fuerza a nuestro sistema inmunitario a trabajar bajo alto estrés. Descansar bien y lo suficiente es vital para mantener nuestro equilibrio físico y mental.

Di no al estrés

Otra de las manera de cómo fortalecer el sistema inmunitario, mantener un ritmo de vida tranquilo. Es tan importante para nuestro sistema inmunitario como dormir bien. El estrés y la ansiedad generan un estado de alarma interior que puede desequilibrar el funcionamiento de nuestro sistema inmunitario. Todas las funciones que nuestro organismo desarrolla para mantener un buen estado de salud necesitan de tranquilidad y normalidad.

Ejercicio moderado y regular

Hacer ejercicio con regularidad ayuda a saber cómo fortalecer el sistema inmunitario. La actividad física ayuda a reforzar nuestros músculos, mantiene a raya los niveles de colesterol, y permite el descanso por la noche. Todo ello favorece la labor de nuestro sistema inmunitario, y nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos. ¡Una caminata diaria a buen ritmo es suficiente!

La higiene habitual y protección con mascarilla

La higiene es fundamental para mantener alejados a virus, bacterias y gérmenes peligrosos. No hay que ser maniáticos ni llevar a cabo grandes rituales de limpieza. Gestos sencillos como lavarse las manos a menudo, por supuesto después de haber estado en lugares públicos, después de ir al lavabo, o antes de tocar alimentos, son detalles que van a ayudar a protegerte y fortalecer el sistema inmunitario.

El uso de mascarilla es un método muy eficaz para evitar contagios de virus y bacterias por las vías respiratorias.

Decir adiós a las adicciones

El tabaco y el consumo excesivo de alcohol son enemigos de nuestro sistema inmunitario pues debilitan sus funciones dejando nuestro organismo expuesto a riesgos. ¡Evítalos por todos los medios!

Evitar los cambios bruscos de temperatura y tomar el sol con protección

En los meses de calor es común buscar lugares con aire acondicionado, tenerlo en casa o en el coche, y tener acceso a él en lugares como el transporte público o los centros comerciales. Digamos que nuestra exposición a él parece inevitable. En los meses más fríos, ocurre algo similar con la calefacción. No obstante, hay que ser conscientes de que los cambios extremos de temperatura en un intervalo corto de tiempo fuerzan a nuestro sistema inmunitario a adaptarse para estabilizar nuestro cuerpo, y no le da tiempo a hacerlo.

En cuanto a la exposición solar moderada, es muy buena para ayudar a tu organismo a obtener la vitamina D. Para evitar daños en tu piel debes hacerlo de forma moderada y utilizando siempre protección adecuada.

La alimentación, una clave fundamental

Una alimentación equilibrada es uno de los pilares para ver realmente cómo fortalecer el sistema inmunitario. Hay diversos nutrientes que necesitamos para que nuestro sistema inmunitario trabaje como debe. Por ejemplo, entre los minerales podemos mencionar el hierro, el zinc, el cobre o el selenio. Y entre las vitaminas, son importantes para el sistema inmunitario las del grupo A, B, la vitamina C, D y E. Para conseguir que todos estos nutrientes lleguen a nuestro organismo, debemos incluir en nuestra alimentación pescados azules, verduras de hoja verde, legumbres, frutos secos, carnes rojas, mariscos, huevos, y frutas multivitamínicas como el kiwi, las fresas o las naranjas.

Un complemento clave, los suplementos multivitamínicos

Como te imaginarás, a la hora de aprender a cómo fortalecer el sistema inmunitario, conseguir ingerir a diario las cantidades científicamente necesarias de vitaminas y minerales para reforzar el sistema inmune, puede ser todo un reto, ya que a veces es necesario comer grandes cantidades de alimentos para conseguirlos.

Lo ideal es mantener una dieta saludable y equilibrada, y utilizar un suplemento específico que aporte lo que no obtienes en tu dieta.

Por eso hemos creado 12 Defenses, pensando en cómo fortalecer el sistema inmunitario. ¿Qué lo compone? Pues las 11 vitaminas y minerales que intervienen en los procesos del sistema inmunitario, en cantidades científicamente demostradas para ser eficaces: vitaminas A, B6, B9, B12, C, D y E, Hierro, zinc, selenio, y cobre. Además, cada fórmula incluye un doceavo elemento, de origen natural, que te ayuda con los retos específicos que tu sistema inmune afronta, sean alta exposición al público, falta de energía, desórdenes intestinales, o estrés y falta de sueño.

En este artículo te hemos dado consejos sobre cómo fortalecer el sistema inmunitario y los nutrientes que contienen propiedades que ayudan a fortalecer el sistema inmunitario, ya sea fomentando la formación de glóbulos blancos, combatiendo bacterias o ayudando a reducir infecciones, entre otras. Puedes tenerlo todo en un solo producto, y que además tomarás de manera sencilla: en cápsulas. Este suplemento, 12 Defenses, combinado con un estilo de vida saludable, permitirá que tu sistema inmunitario esté listo y fuerte ante los retos que el siglo XXI trae consigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *